La piel de naranja, más comúnmente conocida como celulitis, es uno de los principales problemas estéticos que sufren la gran mayoría de mujeres. Su aparición puede deberse a diversos motivos (sedentarismo, ingesta de alimentos con un nivel alto de grasas, sobrepeso, genética o el uso de ropa demasiado ajustada, entre otros).

Dependiendo de nuestro nivel adquisitivo, podemos optar por la vía fácil (y cara) para solventar este problema y realizarnos un tratamiento de estética. Sin embargo, esto no nos garantiza que con el tiempo no vuelva a aparecer celulitis en nuestras piernas, trasero o abdomen.

piel de naranja

La solución más saludable y barata es realizar ejercicio, beber mucho agua, comer de forma saludable y utilizar productos de estética que ayuden a reducir y prevenir este problema. De éstos últimos podemos encontrar una gran variedad de marcas y precios.

Se pueden comprar productos anticelulíticos en la farmacia (dependiendo de la marca pueden costar entre 20 y 50 euros el bote) o en el supermercado donde hacemos la compra cada semana (ya sea físicamente o modo on-line) y donde los precios son más bajos (y esto no quiere decir que el producto sea de peor calidad).

Sin duda, una de las marcas estrella en cremas anticelulíticas, tanto a nivel de resultado como de precio es la que encontramos en los conocidos supermercados “Mercadona”.

Por 4.75€ podemos adquirir el producto que, dependiendo de las necesidades de cada persona, será de efecto calor o de efecto frío.

Utilizando este producto dos veces por día (se aconseja realizar después de la ducha, con la piel limpia y seca para que la piel absorba mejor la crema) y realizando las pautas descritas en el párrafo anterior, notaréis la diferencia en poco tiempo. Obviamente la celulitis no desaparecerá de forma instantánea como si nos hubiéramos realizado un tratamiento de estética profesional, pero poco a poco nuestra piel irá mostrando el resultado y podremos obtener, aunque sea más lentamente, el resultado estético que queremos.