Si tienes el pelo afro y estás desesperado porque te crece con una lentitud desesperante… ¡no te agobies! Hay remedios para conseguir que el pelo crezca más rápidamente. La clave está en un buen cuidado y una buena alimentación, aunque también existen algunos trucos para acelerar el proceso.

pelo afro

La hidratación es básica. Los líquidos promueven un cabello y una piel hidratada y sana, así que cuanto más líquido bebas, más salud para tu cuero cabelludo. Lo recomendable son unos dos litros al día, es decir, unos ocho vasos. Relativo a la nutrición, también son muy importantes las proteínas, porque el pelo, al fin y al cabo, es proteína. Dicen que lo que se come, se cría: una dieta rica en proteínas (pollo, huevos, pescado…) te ayudará a fortalecer el cabello y a acelerar su crecimiento. También existe la opción de tomar vitaminas específicas para el pelo que le aporten a tu cuerpo las vitaminas y nutrientes que no ingieres día a día.

Por otra parte, el cabello afro tiene una composición propensa a la sequedad, lo que puede derivar en un crecimiento del cabello más lento. Para evitar que tu cabello pierda humedad, no te laves el cabello más de una vez por semana. Otra buena solución es comprar humectantes en una tienda especializada en productos de peluquería. Las cremas hidratantes, el karité y aceites para el pelo son ideales para hidratar el cabello. También es recomendable el uso de un buen acondicionador. Este tipo de productos contribuyen a reparar el daño que haya podido sufrir tu cabello, ya sea por tintes, tratamientos químicos o por el ambiente en el que vives. Se recomienda utilizar un acondicionador cada vez que te laves el pelo, y completar la hidratación y cuidado con un baño de crema (entre una y dos veces cada mes).

No existen fórmulas mágicas para tener un pelo como el de Rapunzel de la noche a la mañana, pero con estos sencillos trucos, ayudarás a tu pelo a estar más fuerte e hidratado y, por tanto, a crecer con más rapidez. No tengas prisa , mímalo y verás cómo crece.