Computer_Workstation_VariablesA menudo cuidamos mucho nuestro cuerpo con cremas y ejercicio y olvidamos la higiene postural, es decir, la postura del cuerpo. Es importante prestarle atención porque afecta a tu salud y, además, a tu apariencia física. En especial, tenemos que prestarle atención a la forma en la que son sentamos en las sillas para oficina, porque es el lugar donde estamos sentadas más rato seguido en una misma posición. Y si la postura es mala, la espalda y nuestro cuerpo se resiente.

Los dolores de espalda pueden surgir por estar pasar largas horas sentados en sillas para oficina no ergonómicas, pero sobre todo por hacerlo en una postura incorrecta. Las consecuencias pueden ser reducción de la circulación sanguínea, desgarros musculares y desgaste en los discos intervertebrales.

¿Cómo sentarse en las sillas para oficina?

Para evitar estos problemas, las sillas para oficina deben ser ergonómicas, pero además, debemos sentarnos en ellas correctamente. El tronco tiene que estar recto, y formar una línea recta con el cuello y con la cabeza; los codos, pegados al cuerpo y las piernas y la espalda formando un ángulo de unos 90º. Es importante que las sillas para oficina no se coloquen pegadas a la mesa en las que se va a trabajar y que tanto el ordenador como el teclado y el ratón se coloquen correctamente. Por una parte, el monitor debe estar al nivel de los ojos o más abajo; nunca más alto, porque se debería levantar la cabeza para mirar la pantalla y eso afectaría a la postura del cuerpo. En cuanto al ratón, debe estar próximo al teclado para que los movimientos sean cómodos.

Es importante contar con sillas para oficina que sean cómodas y nos permitan mantener una posición del cuerpo correcta para evitar problemas de espalda. Las sillas para oficina son ideales para trabajar durante horas en la misma posición, pero sólo si se usan bien.