mesoterapia facial blefaroplastia ocular

El primer signo de envejecimiento está en nuestros ojos. Con el paso del tiempo, los ojos, el contorno y nuestra mirada cambia, y la mirada es el aspecto más importante de nuestro rostro, como se dice, el reflejo de nuestra alma.

 

Existen varias técnicas para rejuvenecer nuestra mirada y recuperar nuestra vitalidad, algunas de muy interesantes antes de recurrir a una operación de párpado caído o blefaroplastia. Si conseguimos recuperar la mirada, transmitiremos una mejora de salud y bienestar, además de aparentar unos años de menos.

Obviamente existen varios factores como no dormir las horas suficientes o sufrir insomnio, esto influirá directamente en el aspecto de nuestro rostro. Por lo que lo primero es intentar dormir bien, pero vamos a ver algunos consejos para disimular una mirada cansada.

 

Si al levantarnos vemos unos ojos hinchados y más oscuros de lo normal, debemos centrarnos en esta zona. Lo primero es lavarnos bien con agua fría, con esto se consigue que se active, o reactive, la circulación sanguínea de la zona, reduciendo el hinchazón, además de refrescar y tonificar la piel.

 

Remedios caseros

Como ya hemos dicho, la mirada cansada es el primer signo del envejecimiento, con sus ojeras y bolsas típicas que todos queremos evitar. Antes de recurrir al maquillaje, que sólo disimula estos signos momentáneamente, vamos a ver algunos remedios para desinflamar la zona afectada e intentar que la zona oscura no lo sea tanto.

 

  1. Infusión de manzanilla. Este truco es simple, sólo es necesario humedecer unos discos de algodón cuando esté frío y colocarlo sobre los ojos durante quince o veinte minutos. 
  2. Rodajas de pepino. Es un clásico, lo vemos por ejemplo en muchas películas. Colocar una rodaja de pepino en cada ojo durante unos veinte minutos. 
  3. Té frío. Colocar las bolsas del té en la nevera o congelador para cuando estén frías colocarlas sobre los ojos durante unos quince o veinte minutos. La cafeína es uno de los ingredientes que más favorecen la circulación. Conseguimos reducir la dilatación de los vasos del contorno de ojos. 
  4. Patatas. Es un excelente desinflamante natural, es tal su valor que también se utiliza para tratar quemaduras y favorece la cicatrización de la piel. Beneficia de forma notable la circulación de la sangre en el contorno de nuestros ojos. Un remedio es colocar rodajas frías sobre los ojos durante unos diez minutos. 
  5. Cucharas frías. Otro remedio rápido y efectivo para disminuir la inflamación. Es tan sencillo como colocar dos cucharillas de café en el congelador para, una vez frías, colocarlas al contorno de los ojos mientras, durante tres minutos, se realizan movimientos circulares manteniendo los ojos cerrados.

 

También existen otros remedios para las ojeras, como son la colocación en rodajas de frutas como la manzana verde, fresas o kiwi, una alternativa natural para que nos olvidemos de las malditas ojeras y de la mirada cansada.