Cada vez está más de moda ponerse y mantenerse en forma, por suerte. Y seguro que, en los últimos años, has visto cómo ha aumentado el número de personas que salen a correr por la calle. Esto es así porque ser runner es visto como algo fácil, dado que se suele pensar que basta con calzarse unos zapatos depotivos y salir a correr. Sin embargo, esto no es tan sencillo. Hay que tener en cuenta que tengamos una buena pisada, unos buenos zapatos deportivos, buena técnica… Incluso, hay quien apuesta por tomar suplementos alimenticios, como es el caso del popular Epaplus, que incluye ácido hialurónico, un ingrediente que combate las posibles dolencias del runner, por ejemplo, a nivel articular.

Pero el running, como buena actividad física, conlleva más ventajas que inconveniencias. A continuación, te mostramos algunas de ellas:

Beneficios del running

-Agudiza el oído. El ejercicio contribuye a mejorar la circulación de esta zona, así que proporciona una mayor cantidad de nutrientes que llevan a conservar una buena audición.

-Protege la piel. La combinación de cafeína y ejercicio lleva a que se desarrollen menos células dañadas, según indican varios estudios.

-Fortalece los huesos. Cuando se lleva a cabo un ejercicio en el que se soporta el peso del cuerpo, la densidad muscular también aumenta. Y esto protege contra fracturas y osteoporosis.

-Potencia el cerebro. Es uno de los maravillosos efectos del ejercicio sobre nuestro cuerpo.

-Estimula el cartílago. Lo cual disminuye la posibilidad de sufrir problemas varios, como la artrosis y la artritis.

-Regenera los músculos. Con el paso de la edad, disminuye la masa muscular. Pero el ejercicio estimula un tipo de células madre que, a su vez, fabrican otras células, las cuales se encargan de fabricar nuevo tejido muscular.

-Combate las migrañas. Diferentes estudios aseguran que las personas que padecen migraña sufren menos episodios cuando entrenan al aire libre un mínimo de 3 veces a la semana, a lo largo de 40 minutos.

Artritis y artrosis: ¿Cómo combatirlas?

Pero hay estudios que aseguran que las personas que suelen correr más de 30 kilómetros a la semana se acaban enfrentando a una probabilidad mayor de padecer artrosis y artritis. Por suerte, hay remedios para ello. El ácido hialurónico por vía inyectable es uno de los remedios medicinales que pueden combatir este tipo de dolencias, especialmente, si llegan a convertirse en una enfermedad crónica. Se puede comprar en farmacias, como el Epaplus que mencionábamos al principio.