Además de los beneficios físicos como la pérdida de peso y la mejora de la salud (incluso si, de vez en cuando, terminamos con tratamientos como ostenil a causa de una lesión en las articulaciones), hacer running tiene también numerosas ventajas a nivel psicológico.

Esta forma de ejercicio no sólo reduce el estrés; se ha demostrado que también es muy útil para aliviar síntomas y efectos de la depresión. Los corredores experimentan con frecuencia un período de euforia que puede mejorar tu perspectiva general sobre la vida y la manera que tienes de enfrentarte a los obstáculos que encuentras en tu camino.

Las personas que comen bien y hacen ejercicio de manera habitual suelen ser más felices que las que no tienen estos saludables hábitos. Los corredores a menudo se sienten más enérgicos y creativos porque utilizan el ejercicio como su salida a la frustración y el estrés. Hay un montón de tiempo para pensar y llegar a nuevas ideas, mientras recorren un parque quemando energía.

Los corredores ganan confianza a medida que mejoran su resistencia y alcanzan sus metas de ejercicio. Se establecen objetivos y sienten cómo consiguen un logro cada vez que los alcanzan. Superar cada obstáculo les da una mejor sensación de confianza en sí mismos. Además, la mejora física de su cuerpo en cuanto a apariencia y funcionamiento contribuye a mejorar la imagen que tienen de ellos mismos, lo que se traduce en un aumento de la autoestima.

Correr también puede mejorar tu actitud gracias a la liberación de endorfinas que produce esta actividad. Esto te hace sentir más feliz y, en ocasiones, incluso sentir euforia. De hecho, muchos médicos recomiendan hacer running para combatir la depresión y las adicciones.

Al final, nos encontramos con que correr alivia el estrés y la depresión, y proporciona un sentido de energías renovadas, junto con un aumento de la confianza y una mejor imagen de uno mismo. Por otro lado, también nos ayuda a aumentar nuestra concentración, puesto que, mientras corremos, estamos centrados en conseguir los objetivos del ejercicio. Y esto, al final, nos hace sentir mucho más motivados.