“Micropigmentación labios” es una de las búsquedas más habituales en Internet de los últimos años en el sector de la estética y la cosmética. Pero ¿sabes por qué es tan popular?

La micropigmentación de labios consiste en una especie de maquillaje semipermanente, por lo que podemos pintar nuestros labios del color que deseemos y mantenerlos así durante un largo periodo de tiempo. De ese modo, parecerás maquillada, incluso, recién levantada. Y eso no te impedirá poder probarte otros colores de labios aplicando el esmalte, como siempre.

Pero no nos adelantemos. A continuación, queremos enumerar las principales ventajas de realizarse la micropigmentación de labios.

Las ventajas

  • El procedimiento per se es muy rápido de llevar a cabo. Dependiendo de la zona, el tiempo puede oscilar entre 15 minutos y 1 hora. Así que, teniendo en cuenta que los labios son una de las zonas más pequeñas en las que hacerse la micropigmentación, puedes imaginar que no se tardará ni media hora.
  • Los resultados son inmediatos: saldrás de la clínica con los labios pintados.
  • No duele, puesto que se emplea anestesia tópica o local
  • Además de ahorrarte el tiempo de maquillaje de los labios, también evitará que nuevos productos te den alergia.
  • El único posible efecto secundario es una pequeña inflamación que desaparece al poco tiempo si aplicamos frío.
  • Los pigmentos que se emplean en este tratamiento están aprobados por las autoridades sanitarias.
  • El procedimiento resulta realmente económico.

Consideraciones a tener en cuenta

Pese a todas las ventajas, siempre hay que considerar una serie de riesgos y prevenirlos para poder someternos a un tratamiento de la forma más segura posible.

En el caso de la micropigmentación, estas prevenciones son:

  • Hay que hacerse unas pruebas de alergia previas, puesto que podrían dar lugar a reacciones alérgicas.
  • Durante la semana posterior al tratamiento, se debe evitar la exposición al sol, al agua y al maquillaje.
  • Es un maquillaje semipermanente, lo que quiere decir que se irá perdiendo con el tiempo y habrá que realizar retoques si se desea mantener el color. Pero, si el resultado no ha sido el esperado, esto se convertirá en una ventaja, puesto que sólo tendremos que esperar para que la micropigmentación se retire del todo.